El canal
du Midi

La belleza del canal du Midi se integra con tanta naturalidad en el paisaje occitano que casi hace olvidar que fue construido de cero. A la vez proeza técnica y obra de arte, el canal du Midi, que une el Atlántico con el Mediterráneo, es un emblema de la identidad occitana y un orgullo nacional. Hoy en día, el fabuloso canal du Midi, catalogado por la UNESCO como patrimonio mundial de la humanidad, sigue siendo el canal más antiguo de Europa que sigue en funcionamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su historia

Desde la antigüedad, unir el Atlántico con el Mediterráneo era el gran sueño de los reyes. Se debió esperar hasta el siglo XVII para que un caballero de Béziers encontrara la clave del problema en las aguas de la Montagne Noire.

Su construcción bajo Luis XIV fue tan monumental como su tumultuosa historia durante más de tres siglos. En 15 años, con la ayuda de 12.000 hombres y mujeres, se excavaron 240 kilómetros desde Toulouse hasta Marseillan.

Una vez construido, el canal du Midi transportaría hasta París los productos emblemáticos de toda la región: cereales, sal, vinos, mármol rosa, etc. De 1730 a 1858, el canal tendría su momento de gloria: su regularidad, su comodidad, su seguridad y su rapidez (4 días para ir de Toulouse a Sète) despertaban la admiración de todos.

Pero la vida del canal du Midi no sería nunca un largo río tranquilo… En primer lugar, se atascaría con arena, lo que requeriría la intervención urgente de Vauban. El canal conocería a continuación, en el siglo XIX, la competencia del tren, que le resultaría fatal… o casi.

Las últimas embarcaciones de transporte serían rápidamente sustituidas por barcos de recreo, sobre todo británicos, que darían una segunda vida al canal gracias al turismo fluvial.

  1. 1666

    Firma del Edicto de construcción

    Luis XVI firma el «Edicto de construcción para el canal de los mares Oceánico y Mediterráneo». Prevé la erección del canal en tramos con amplios derechos de justicia.
  2. 17 avr. 1667

    Primera piedra

    Colocación de la primera piedra del dique presa de St Ferréol
  3. 17 nov. 1667

    Comienza la construcción del canal

    En Toulouse, se coloca la primera piedra de la esclusa de descenso del Garona. La construcción del canal puede comenzar.
  4. 1672

    Primer llenado de agua

    La construcción del sistema de alimentación está a punto de concluir. El tramo del canal entre Toulouse y Naurouze se llena de agua.
  5. jan. 1673

    Inicio de la construcción de las obras

    Las excavaciones del canal del estanque desde Thau hasta Béziers tocan a su fin. La construcción de las obras de ingeniería puede comenzar.
  6. 1674

    Primera apertura a la navegación

    Inauguración y apertura a la navegación entre Toulouse y Castelnaudary. La excavación del canal continúa desde Castelnaudary hacia abajo, así como desde Béziers hacia el Minervois.
  7. 1677

    Construcción de la esclusa de Fonserannes

    Se inician las obras de construcción de la esclusa de 8 estanques de Fonserannes, cerca de la ciudad de Béziers. ¡La «escalera de Neptuno» es la obra más majestuosa del canal!
  8. nov. 1679

    Comienzan las obras del túnel de Malpas

    El túnel de Malpas, último gran proyecto realizado por Pierre-Paul Riquet que se terminará en el verano de 1680
  9. 1 oct. 1680

    Muerte de Pierre-Paul Riquet

    Pierre-Paul Riquet, que estaba enfermo, muere antes de que se terminaran las obras. Su hijo mayor continuaría las obras del canal.
  10. mai 1681

    Llenado de agua total del canal y primera navegación solemne entre Toulouse y Sète

    Al final de esta prueba exitosa, el canal se vacía para perfeccionar los trabajos
  11. juil. 1684

    Recepción de las obras

    Tras la inspección completa del canal, se redacta el proceso de recepción de las obras.
  12. 1765

    Primeras plantaciones

    Gran fase de plantación en el canal. La especie preferida es el álamo.
  13. 1777-1782

    El canal du Midi se une a Narbona

    Apertura del canal de conexión y de la Robine de Narbonne.
  14. 1850-1880

    Gran fase de renovación de las plantaciones

    El plátano se convierte en la especie dominante e imprimirá su huella en la imagen del canal
  15. 1996

    Clasificación de la UNESCO como patrimonio mundial de la humanidad

    En reconocimiento a la calidad excepcional de la obra y de su valor universal, la UNESCO inscribe el canal du Midi en la prestigiosa lista del patrimonio mundial de la humanidad
  16. 2006

    Descubrimiento de los primeros plátanos enfermos

    Se detecta la presencia del chancro colorado en los plátanos que bordean el canal du Midi. Se talan los árboles afectados y se toman las primeras medidas profilácticas para limitar la propagación de la enfermedad.
  17. 2011

    Inicio del programa de replantación

    Se pone en marcha el proyecto de replantación de las orillas del canal du Midi, elaborado a partir del cuaderno de referencia. Comienzan las primeras plantaciones en los municipios de Villedubert y Trèbes.

Pierre-Paul Riquet, su creador

Se llamaba a sí mismo el «Moisés del Languedoc». Pierre-Paul Riquet era un burgués autodidacta de Béziers al que se le debe la construcción del canal du Midi. Su perseverancia y su ingenio le permitieron realizar la obra de su vida.

 

 

 

 

 

 

La genialidad de Pierre-Paul Riquet consistió en encontrar la forma de abastecer de agua al canal que «unía los dos mares»: gracias a su detallado conocimiento del terreno, descubre el potencial de las abundantes aguas de la Montagne Noire.

Durante los 15 años de construcción, este sencillo campesino de las gabelas del Haut Languedoc dará muestras de su perseverancia, ingenio y habilidad con el rey Luis XIV y su superintendente Colbert. Riquet llegó incluso a cavar el túnel de Malpas, en contra de la opinión del rey, ¡solo para demostrar que era posible! Impulsado por el deseo de restablecer los antiguos títulos de nobleza, Riquet demostró ser un gran trabajador y un constructor de talento.

Pierre-Paul Riquet murió el 1 de octubre de 1680 en Toulouse, sin poder haber admirado su obra terminada… A su canal tan solo le faltaban 4 kilómetros. Los últimos años de su vida serían los de sus obras más hermosas: el puente-canal de Répudre (¡el primero del mundo!), la majestuosa escalera de agua de Fonsérannes y su caída de 25 metros, y el improbable túnel de Malpas.

Castillo de Bonrepos

Sería aquí, al norte de Toulouse, donde Riquet realizaría sus primeros experimentos para encontrar el mejor sistema de abastecimiento de agua para el futuro canal du Midi.

DESCUBRA EL CHÂTEAU DE RIQUET

Su inscripción en la UNESCO

En 1996, el canal du Midi fue declarado «Patrimonio de la Humanidad» por la UNESCO, confirmando así su excepcional valor universal.

El canal du Midi es el único bien francés de la lista que cumple cuatro de los diez criterios impuestos:

  • es una «obra maestra del ingenio creativo humano»,
  • es un «testigo del intercambio de influencias»,
  • es un «ejemplo excepcional de un conjunto arquitectónico y tecnológico»,
  • y «un ejemplo eminente de asentamiento humano».

El canal du Midi está considerado como la mayor obra de ingeniería civil, con nada menos que 350 obras de ingeniería, entre ellas 63 esclusas, 126 puentes, 55 acueductos, 7 puentes-canales, 6 diques, 1 aliviadero y 1 túnel

El canal du Midi está considerado como patrimonio de la humanidad en su totalidad, es decir, tanto por su dominio público fluvial y su sistema de abastecimiento como por sus paisajes, incluidos sus famosos plátanos que constituyen un patrimonio vegetal y de biodiversidad inestimable.

Viajar
por el canal du Midi

El canal du Midi no es un curso de agua como los demás. Esta proeza humana revolucionó el transporte fluvial en el Languedoc. Actualmente, el canal du Midi está considerado patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO y se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la región de Occitania. ¡Embárquese y déjese guiar!

A favor de la corriente

Recorrer todo el canal du Midi requiere un tiempo considerable. De hecho, es posible dedicar todas las vacaciones al tema. Pero también es posible visitar únicamente algunas partes del canal. Sea cual sea su elección, hay muchos lugares de visita obligada a lo largo del canal du Midi, como pueden ser: el puerto de la desembocadura en Toulouse, la entrada de Naurouze, el muelle de Castelnaudary, el puente-canal de Orb, las esclusas de Fonsérannes, el Somail, el túnel de Malpas, etc.

 

 

 

 

 

 

«El canal de unión de los mares es, sin lugar a dudas, la obra más bella y noble de este tipo realizada en nuestros días. ¡Cuánto hubiera dado por ser el autor!».

Voir plus

Vauban, en homenaje a Riquet

Agissons ensemble
pour préserver le canal du Midi

Vous pouvez participer au projet de replantation du canal du Midi